La Inmaculada Concepción y el Ecuador – 8 diciembre

La Inmaculada
Concepción y el Ecuador

La Fiesta de la Inmaculada Concepción se celebra el 8 de diciembre. La Iglesia católica sostiene como Dogma de Fe que la Virgen María fue concebida sin pecado original por los méritos de su Hijo Jesucristo. Este Dogma de Fe fue proclamado por el Papa Pío IX el año 1854 con la bula Ineffabilis Deus, con las siguientes palabras:
“Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles…” .

La fiesta se celebra el día 8 de diciembre, nueve meses antes de celebrar la Natividad de la Virgen y que se celebra el 8 de septiembre. No hay que confundir esta verdad de fe con la otra que cree en el nacimiento virginal de Jesucristo, que se basa en que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo y sin intervención de varón.

La verdad de fe de la Inmaculada Concepción se basa en el saludo del Ángel Gabriel en el momento de la Anunciación que la llamó “llena de gracia” (Lc. 1,28) tal como recordamos cuando rezamos el Ave María. Esta verdad de fe se ha manifestado en la historia de la Iglesia a través de las diversas manifestaciones artísticas como la pintura, la arquitectura, la literatura, etc.

Los teólogos decían que Dios sí podía hacerlo, lo hizo, que sí quiso hacerlo lo quiso como Dios y si quiso los hizo. Por eso el Señor hizo que María fuese concebida sin pecado original, en favor de los méritos de su Hijo. Si uno podía escoger a su madre, escogería a la más bondadosa, pero el único que pudo escogerla es Dios, por eso escogió a la Llena de Gracia.

Las apariciones de la Virgen en Lourdes a Bernadette en 1858, vinieron a confirmar como verdad de este dogma de fe, ya que ante la petición de la vidente que le dijera quién era, la Señora (la Virgen), le dijo el 25 de marzo “que era la Inmaculada Concepción”, expresión que era extraña al vocabulario de Bernadette y a su entorno.

La Inmaculada Concepción y Ecuador
El 8 de marzo de 1851, la Convención decretó que “la Purísima Virgen María, en el misterio de su Inmaculada Concepción, será reconocida como patrona y especial protectora de la República”; y que el 17 del mismo mes, el presidente Diego Noboa le dio el “ejecútese y promúlguese”.
Esta decisión atendió a un pedido que el entonces Papa Pío IX hizo a los gobernantes de los países católicos del mundo, a propósito de que elaboraba el dogma de la Inmaculada Concepción de María.

El 10 de julio de 1892, el pueblo ecuatoriano se consagró al Inmaculado Corazón de María; esto es, que se consagró al amor maternal de María Santísima, la primera intercesora del pueblo de Dios y Reina de todos los santos.

El 6 de agosto de 1892 el Congreso acordó levantar en la cima del Panecillo de Quito, una estatua de bronce de la Virgen María, la misma que fue inaugurada el 28 de marzo de 1976 por el Cardenal Pablo Muñoz Vega.

Recordar también que el Ecuador fue consagrado al Sagrado Corazón de Jesús el 25 de marzo de 1874 y el Papa León XIII el 4 de marzo de 1895 proclamó al Inmaculado Corazón de María como Patrona del Ecuador, y que varias iglesias están dedicas a esta advocación, entre ellas destaca la Catedral nueva de Cuenca, inaugurada en 1967 y la Catedral de la Purísima entre otras.

La Inmaculada es la Patrona de los siguientes países: España, Argentina, Colombia, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Venezuela, Estados Unidos, Polonia, Portugal, Corea del Sur, Filipinas y Japón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE

Tu Aportación es Importante

Por María y la evangelización

Abramos nuestro corazón