Histórico viaje del Papa Francisco a Iraq

Histórico viaje del Papa Francisco a Iraq

Del 5 al 8 de marzo, el Papa Francisco realizó un histórico viaje apostólico a Iraq, tierra donde la minoría cristiana ha sufrido por el terrorismo y la persecución religiosa en los últimos años. Compartimos un breve resumen de los encuentros del Papa Francisco en Ese país.

1. El Papa Francisco a su llegada al aeropuerto de Bagdad.
“Estoy muy contento de retomar los viajes. Este es un viaje emblemático, es un deber hacia esta tierra martirizada desde hace muchos años”, dijo el Papa al llegar a esa tierra.

2. Encuentro con el clero en la Catedral de Nuestra Señora de la Salvación.
El Papa Francisco se reunió con obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y catequistas de Iraq en la Catedral sirio-católica de Nuestra Señora de la Salvación de Bagdad, donde el 31 de octubre de 2010 fueron asesinados 48 mártires cristianos a manos de extremistas islámicos.
“Nos hemos reunido en esta Catedral, bendecidos por la sangre de nuestros hermanos y hermanas que aquí han pagado el precio extremo de su fidelidad al Señor y a su Iglesia. Que el recuerdo de su sacrificio nos inspire para renovar nuestra confianza en la fuerza de la Cruz y de su mensaje salvífico de perdón, reconciliación y resurrección”.
“Su muerte nos recuerda con fuerza que la incitación a la guerra, las actitudes de odio, la violencia y el derramamiento de sangre son incompatibles con las enseñanzas religiosas”.
“Proclamaremos una vez más nuestra convicción de que la religión debe servir a la causa de la paz y de la unidad entre todos los hijos de Dios”, dijo el Papa.

En Mosul, el Papa soltó una paloma, como símbolo de la fe puesta en el resurgimiento de la paz y la armonía entre las religiones. Foto: www.infoans.org

3. Reunión del Papa Francisco con el líder musulmán chiita, el gran Ayatolá.
El 6 de marzo, en el segundo día de actividades de su visita apostólica a Iraq – la primera en la historia que hace un Sumo Pontífice a este país-, el Papa Francisco se trasladó a la ciudad de Nayaf, donde hizo una visita de cortesía al Gran Ayatolá Sayyid Ali Al-Husayni Al-Sistani, líder espiritual de los chiitas en Iraq.
El fin del encuentro, planeado en el marco de dicha visita a Iraq, que el Santo Padre emprendió bajo el lema “Todos somos hermanos”, fue tender lazos de amistad con otras confesiones religiosas, ya que el Gran Ayatolá es una figura clave para el diálogo con Irán y con los musulmanes de Iraq.
Al despedirse del Gran Ayatolá, el Papa Francisco reiteró su oración a Dios, Creador de todo, “por un futuro de paz y fraternidad para la querida tierra de Iraq, para Oriente Medio y para el mundo entero”.

4. Encuentro interreligioso en la llanura de Ur
Al término de su encuentro con el Gran Ayatolá el Papa Francisco se trasladó a la llanura de Ur de los Caldeos, donde pronunció su tercer discurso durante el Encuentro Interreligioso planeado como parte de su visita a Iraq “Todos son mis hermanos”.
Ur es una de las ciudades más antiguas del mundo, y, de acuerdo con la tradición, es la tierra de Abraham. De Abraham descienden las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Estas tres religiones tienen un ancestro común, por lo tanto, todos somos hermanos, como reza el lema del viaje.
Frente a representantes de diversas religiones, como suníes, chiíes, zoroastrianos y yazidíes, el Papa Francisco afirmó que es necesario alzar la voz cuando el terrorismo abusa de la religión. “Hostilidad, extremismo y violencia no nacen de un espíritu religioso; son traiciones a la religión”, exclamó.

5. Oración por la paz en Mosul
En su tercer día de actividades en Iraq, el 7 de marzo, el Papa Francisco viajó a Mosul, Iraq. Esta ciudad fue ocupada por el grupo extremista Estado Islámico durante tres años, causando destrucción, muerte y el desplazamiento forzoso de familias cristianas.
En Hosh al-Bieaa, conocida como la plaza de las cuatro iglesias, hizo una oración por las víctimas de la guerra y liberó una paloma como símbolo de la paz. En ese mismo lugar, ISIS grabó un video en el que prometía conquistar Roma y decapitar al Papa Francisco.
Al terminar la Oración por las víctimas, se inauguró un monumento conmemorativo de la visita de Francisco a Mosul. El texto de la lápida dice: “Qué hermosos son los pies de los mensajeros de paz” (Rm. 10,15). En conmemoración de la visita de su Santidad el Papa  Francisco, como mensajero de la paz y del amor fraterno, a la ciudad de Mosul y a la llanura de Nínive. Aquí donde los cristianos soportaron el desplazamiento forzoso (2003-2017) el Papa rezó por la difusión de la paz y la justicia, la convivencia serena y la fraternidad humana.

Uno de los momentos más importantes en este viaje de su Santidad fue la reunión que sostuvo con el Gran Ayatolá Sayyid Ali Al-Husayni Al-Sistani, líder espiritual de los chiitas en Iraq. Foto: www.eltiempo.com

6. Visita a la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Qaraqosh
Se dirigió a la ciudad de Bajdida o también conocida como Qaraqosh, con quienes rezó el Ángelus en la Iglesia de Al-Tahira o Iglesia de la Inmaculada Concepción.
Este templo fue destruido por el grupo extremista Estado Islámico (ISIS) en 2014. Al cabo de tres años, la ciudad fue liberada y la comunidad cristiana pudo volver. Así comenzó la reconstrucción del templo.
En su mensaje a la comunidad cristiana, el Papa Francisco les pidió “reconstruir los vínculos en comunidades y familias, entre jóvenes y ancianos, así como están reconstruyendo los edificios destruidos por la violencia”.

Foto: www.france24.com
Foto: www.infoans.org

7. Santa Misa en el Estadio Franso Hariri
Al final de su tercer día de viaje, el Papa Francisco celebró la Santa Misa en el estadio de “Franso Hariri” de Erbil, Iraq. “Hoy, puedo ver y sentir que la Iglesia de Iraq está viva, que Cristo vive y actúa en este pueblo suyo, santo y fiel”, les dijo a los asistentes.
En los últimos años, Erbil se ha convertido en el hogar de miles de refugiados, en su mayoría de Qaraqosh y Mosul, que huyeron para salvar sus vidas durante el dominio del llamado Estado Islámico.
En la Misa, el Santo Padre se detuvo un momento para bendecir una imagen parcialmente restaurada de la Virgen María. En el 2016, el templo adonde pertenece fue incendiado por ISIS, y la imagen fue mutilada, quedando sin cabeza y sin las manos.

Terminando el viaje el Papa dijo:
“Ahora, se acerca el momento de regresar a Roma. Pero Iraq permanecerá siempre conmigo, en mi corazón. Les pido a todos ustedes, queridos hermanos y hermanas, que trabajen juntos en unidad por un futuro de paz y prosperidad que no discrimine, ni deje atrás a nadie”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *