Semana Santa“Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”

Semana Santa

“Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”

Lucas 23,34

Foto: amazoniapasionista.wordpress.com

      Semana Santa es una conmemoración religiosa en la que se recuerdan los últimos días de Jesús de Nazaret, antes de su aprehensión, juicio, crucifixión y resurrección, narrados en los Evangelios y otros textos de la tradición cristiana. A esta semana le antecede la Cuaresma: un periodo de 40 días que le sigue al Miércoles de Ceniza, sirve de preparación a la Semana Mayor y recuerda los días que Jesús pasó en completa soledad en el desierto de Judea, donde fue tentado por Satanás en diversas ocasiones.
      En estricto sentido, la Semana Santa comprende del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección o de Pascua. Cabe resaltar que los hechos conmemorados en cada uno de los días de la Semana Santa no corresponden al orden cronológico de las narraciones evangélicas, y más bien dedican el día a la reflexión espiritual en torno a ellos.

Domingo de Ramos

      Recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, montado en un borrico, en medio de una multitud que lo aclamaba. Según el Evangelio de Mateo 21, 1-11, “la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino”.

Lunes Santo

      Este día se conmemora la unción de Jesús en casa de Lázaro —realizada por María de Betania, una de las hermanas del resucitado—, que se describe en el Evangelio según San Juan.
También se recuerda la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén, en la que Jesús —según San Mateo 21, 12-16— pronunció: “Mi casa, casa de oración será llamada; pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones”.

Martes Santo

      Se reflexiona en torno a la anticipación de Jesús acerca de las negaciones de Pedro y la traición de Judas Iscariote. El texto es del Evangelio según San Juan y registra que Jesús dijo a sus apóstoles que “uno de ellos habría de entregarlo” (Mt 26,21) y después instó a Judas a “hacer lo que tenía que hacer”. En ese mismo día, se recuerda que cuando el apóstol Pedro le dijo a Jesús que sería capaz de dar la vida por él, éste le contestó: “Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces” (Mt 26,34).

Miércoles Santo

      Este día se recuerda la conspiración de Judas Iscariote con miembros del Sanedrín, el tribunal religioso de los judíos que buscaba aprehender a Jesús y condenarlo a muerte Según las crónicas bíblicas, Judas recibió a cambio de delatar a Jesús la cantidad de treinta monedas de plata.

Jueves Santo

     Durante el Jueves Santo se conmemoran varios hechos fundamentales de la Semana Santa. Ese día, Jesús compartió la cena de Pascua con sus discípulos en la llamada Última Cena, en la que instituyó la Eucaristía: el pan y el vino como símbolo del cuerpo y la sangre de Jesús (Mt. 26,26-29).
      Ese día, tradicionalmente también se recuerda el lavatorio de pies, que actualmente realizan los sacerdotes del mundo. Al final de la jornada, Jesús iría a orar al Monte de los Olivos, donde sería identificado por Judas y aprehendido.

Viernes Santo

      Es el día del juicio, la condena, el vía crucis, la crucifixión y la 26 muerte de Jesús (Mt 27). Jesús fue juzgado por los sacerdotes judíos, por el gobernador Herodes y, finalmente, por el romano Poncio Pilato, quien lo condenó a muerte tras haber sido flagelado y coronado con espinas. Jesús cargó su Cruz hasta el monte Calvario, fue auxiliado por Simón de Cirene en el trayecto, y finalmente fue clavado en la cruz, donde expiró. Ese mismo día, Jesús fue bajado de la cruz y sepultado.
La iglesia nos pide la abstinencia y el ayuno y no se celebra la Eucaristía. Se entrega la comunión consagrada el día anterior. Proclamamos el misterio de la Cruz, en las lecturas de la Palabra. – Invocamos la salvación del mundo por la fuerza de esa Cruz. – Adoramos la Cruz del Señor Jesús. -Y finalmente participamos del misterio de esa Cruz, del Cuerpo entregado, comulgando de él. La Pasión de Cristo es pues, proclamada, invocada, venerada y comulgada.

Sábado Santo

     Durante el Jueves Santo se conmemoran varios hechos fundamentales de la Semana Santa. Ese día, Jesús compartió la cena de Pascua con sus discípulos en la llamada Última Cena, en la que instituyó la Eucaristía: el pan y el vino como símbolo del cuerpo y la sangre de Jesús (Mt. 26,26-29).
      Ese día, tradicionalmente también se recuerda el lavatorio de pies, que actualmente realizan los sacerdotes del mundo. Al final de la jornada, Jesús iría a orar al Monte de los Olivos, donde sería identificado por Judas y aprehendido.

Domingo de Resurrección

      El Domingo de Resurrección, de Pascua o de Gloria es la fiesta más importante del cristianismo, pues en él se celebra la resurrección de Jesús al tercer día de haber muerto en la cruz.
Este día marca el fin de la Semana Santa y se inicia la Pascua.

¡Jesús ha resucitado!
Tomado de: www.milenio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *