La Solemnidad de Todos los Santos – 1 de Noviembre

Una Iglesia, tres estados

Para comprender bien el significado cristiano de las fiestas que vivimos en torno a nuestros difuntos, es necesario entender que la Iglesia Católica se divide en tres estados:

  1. Iglesia triunfante
    Es la Iglesia glorificada, conformada por todos aquellos que fallecieron y gozan ya de la presencia del Señor; es decir, que vivieron
    intensamente el amor a Dios y a sus hermanos, que fueron modelo de vida por haberse apegado a los valores del Evangelio.
  2. Iglesia purgante
    Está integrada por los fieles difuntos, por personas que murieron en amistad con Dios, pero que aún tienen faltas que expiar.
    Una vez purificados de toda mancha, son admitidas en la Gloria.
  3. Iglesia militante
    Está conformada por todos los fieles cristianos que aún nos encontramos con vida y luchamos por alcanzar la salvación.

La Iglesia celebra el 1 de noviembre la Solemnidad de Todos los Santos; es decir, a los hermanos bautizados ya fallecidos
que, por haber vivido su fe cristiana de una manera heroica, alcanzaron la santidad. En este día, la Iglesia militante da gracias
a Dios por tener en su presencia a estas personas que fueron modelo de vida y hoy interceden por nosotros.
Cabe recalcar que en esta solemnidad no solo se recuerda a los santos canonizados por la Iglesia; “sino a todas aquellas
personas que hoy gozan de la presencia de Dios, mismas que, aunque sus nombres no se encuentren enmarcados, sí alcanzaron
la meta del Bautismo: la santidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *